Acerca de mi

Hola. Mi nombre es Rafa y esta es la historia que me ha traído hasta aquí.

Natural de Palma, ya en la cuarentena. Debo reconocer que en el colegio no fui un gran alumno. Era de notas mediocres, aunque nunca repetí curso. Empezaba los cursos despacio, a mi ritmo, normalmente algo inferior al de la mayoría de la clase, aunque al llegar a junio daba el apretón necesario para llegar limpio al verano. Fui un alumno de suficientes y que hacía sólo lo necesario para cubrir el expediente académico y pasar curso. Falta de motivación, era evidente.

Al llegar al último curso de colegio me decanté por los estudios de Economía; se me daban bien los números y el cálculo y en aquel entonces pensaba que era una carrera en la que podía aprender cómo funcionaba el dinero y que contaba con bastantes salidas profesionales. Nada más lejos de la realidad. Otra vez, durante la carrera algo fallaba y no tenía la motivación suficiente. Por un tema que encontraba interesante, otros diez se me hacían insulsos.

Fue en esta época cuando hice mis primeras operaciones bursátiles de carácter especulador, con todavía muy pocos conocimientos. Era el momento de las punto.com, hasta el del kiosco invertía en bolsa. Terra, Telepizza, Asturiana de Zinc, Jazztel… tras aquella etapa estaría muchos años sin volver a tocar las acciones.

Tras acabar la carrera, empecé a trabajar como contable en una inmobiliaria. Y, por fin, empecé a aprender algo y a sentirme más realizado. O, al menos, esa sensación tenía. Desde entonces, mi trabajo ha estado ligado en gran medida a la contabilidad, principalmente en entidades financieras, empezando en sucursales y desarrollando la mayor etapa en departamentos financieros. Actualmente, trabajo en el departamento de estadística de un organismo estatal, revisando cuentas anuales de sociedades no financieras, algo que encaja en gran medida con mi interés en la inversión.

Siempre he sido una persona muy ahorradora. En casa no sobraba el dinero, así que tuve una gran profesora en cuanto a gestión del mismo. Seguí el camino más transitado en mis primeros años de asalariado: ahorro, cuenta vivienda, compra de vivienda en 2005… y vuelta al ahorro en la medida de lo posible. No ser una persona consumista ha jugado a mi favor todos estos años, exceptuando como grandes gastos mi coche (un ford fiesta que ya tiene quince años) y algunos viajes de turismo en el extranjero. 

En 2014, ante la poca rentabilidad que daban los depósitos bancarios, me planteé la inversión en acciones como alternativa a la gestión de mis ahorros. Había tenido algún escarceo los años previos, pero con poca preparación al respecto. Lástima haber esperado tanto, pero más vale tarde que nunca. 

La idea original era la de invertir en acciones que ofrecieran una buena rentabilidad por dividendo (“buy & hold”), y así empecé, pero la estrategia se ha ido modificando con el paso del tiempo, a medida que sigo aprendiendo, orientándose actualmente a la inversión en valor, dando más importancia al margen de seguridad, a la calidad de la compañia, a comprar barato y al crecimiento futuro esperado, que a la rentabilidad por dividendo.

Y en esas estoy. Estos años han sido muy intensos al respecto, profundizando más en materia de contabilidad por requerimientos laborales y ahora de inversión, leyendo varios libros fundamentales sobre el tema (Graham, Lynch) y, sobre todo, leyendo mucho sobre las empresas que cotizan en bolsa, especialmente en España. Me apasiona este mundo.

Aún queda mucho margen de mejora, y la cartera sigue en fase de creación/transformación, pero los pasos más importantes ya están dados y ahora me encuentro muy cómodo en el ámbito de la inversión. La cartera ha alcanzado un tamaño relevante y, quizás, me permita alcanzar la independencia financiera antes de la edad de jubilación.

La idea con este blog es la de ir anotando y compartiendo mis pasos e intentar fomentar la inversión a todos aquellos interesados en gestionar mejor sus ahorros. 

Espero poder aportaros algo, especialmente a los que se inician en el ahorro y en la inversión. Bienvenidos.